lunes, 19 de diciembre de 2016

BBC - Pólitica editorial y medio público.

David Jordan: “Tenemos medidas para ser independientes del gobierno y de los intereses comerciales”

Diálogos a fondo
Entrevista al director de Política Editorial y Estándares de la cadena británica BBC.
David Jordan es el responsable de elaborar e implementar las normas editoriales de los servicios de la BBC. Los medios públicos británicos son una referencia ineludible cuando se analizan modelos de independencia y financiamiento. Para transmitir esa experiencia, Jordan estuvo dos días en Buenos Aires, donde participó de un seminario en el que se debatieron propuestas para la elaboración de una futura Ley de Comunicaciones argentina.
¿Cómo mantienen la independencia del gobierno británico?
Tenemos una serie de medidas para ser independentes del gobierno, así como de los intereses comerciales. Tenemos acuerdos de gobernanza, con una carta base firmada por la Reina, que el Parlamento no puede cambiar, así que la influencia que puede tener un gobierno se ve reducida. Los acuerdos institucionales nos dan la fortaleza para resistir intentos de interferencia que podamos tener respecto de nuestras líneas editoriales. La BBC tiene un cuerpo soberano de 12 miembros, que actúa para que la BBC sea responsable, independiente y rinda cuentas ante los contribuyentes, que son los que pagan el servicio.
¿Cómo se financia la BBC?
A través de una tarifa que paga cada hogar que mira televisión en el Reino Unido, ya sea que tenga un televisor o que mire TV con una computadora u otra pantalla. Cada hogar paga esa tarifa anual y no hay ninguna publicidad comercial. Eso nos da independencia de los intereses comerciales.
¿En qué conflictos interviene el área de Política Editorial y Estándares de la BBC?
Si algún programa quiere hacer una cámara oculta, tiene que hablar con la gente de mi departamento. También tienen que consultarlo si quieren usar un lenguaje un poco más fuerte o hacer una entrevista sobre un tema que investigó, pero sin haber acordado previamente esa entrevista. Sería inusual que termine sucediendo algo que hayamos indicado como una muy mala idea, porque todo lo que hacemos en nuestro servicio de transmisión puede presentarse como queja ante el organismo regulador. Hay de 10 a 20 veces al año que recibimos ese tipo de quejas.
El año pasado vino el programa Top Gear, de la BBC, y se produjo un escándalo, porque un auto tenía la patente con ironías sobre las Malvinas. Por esa cuestión, se tuvieron que ir de Tierra del Fuego. ¿Usted tuvo que intervenir en este caso?
Sí, estuve involucrado ahí. Después de lo que sucedió en las redes sociales de la Argentina, había gente que se sentía ofendida. Lo entendían como una provocación, por la conjunción de números y letras en la patente del auto. Lo revisamos y llegamos a la conclusión que no había sido a propósito. Pero ya, para esa altura, el equipo de Top Gear tenía ciertas dificultades y la gente se ofendió tanto que los forzaron a irse. Hubo algo de violencia involucrada. Fue una situación complicada.
¿Cuáles son las principales normas editoriales que tiene la BBC?
Debemos brindar una visión imparcial de las noticias y las informaciones. La imparcialidad tiene que ver con presentar ambos lados de una discusión, pero también reflejar todas las aristas de un tema, que haya una verdadera diversidad de opiniones. Si no se cumple con eso, el regulador puede tomar alguna acción. Y el regulador del Reino Unido ha tomado acciones, por ejemplo, contra Russia Today, que tuvo una amenaza de retiro de su licencia por no ser imparcial.
¿Qué tipo de sanciones aplica el organismo regulatorio británico?
Puede aplicar tres tipos de sanciones: hacer pasar al aire algún tipo de disculpas y una corrección de lo que se ha dicho; puede insistir en que no se pase más un programa, a menos que corrija la información; y puede aplicar multas si la transgresión ha sido lo suficientemente grave. A todos los medios se los puede multar si no han cubierto como corresponde ser imparciales y presentar los distintos lados de la noticia. También se les puede retirar la licencia, algo que ha ocurrido con estaciones de radio chicas, que han cerrado porque eran esencialmente propagandistas.
¿Qué medios tiene la BBC?
-Tenemos siete canales nacionales de televisión, incluyendo uno de noticias 24 horas y otro parlamentario; diez radios nacionales, como Radio Fourth, que es muy conocida, y 40 estaciones de radio locales; un servicio online muy completo. Y el servicio mundial, que emite en 28 idiomas, entre los que está BBC Mundo, que es el servicio en español. En nuestros medios trabajan 19.000 personas.
¿Cuál es el mayor desafío hacia adelante?
La fragmentación de los medios y la audiencia. La competencia aumenta y es un desafío lograr que la BBC permanezca dentro de la atención principal de la audiencia. Esto viene acompañado de una baja en los ingresos de nuestra organización. Hace siete años que está congelada la tarifa de lo que paga cada hogar y eso va a cambiar para el próximo período financiero, así que vamos a enfrentar recortes presupuestarios importantes. El futuro es desafiante, tratando de retener y mantener los servicios que ofrecemos, y absorviendo a la vez recortes importantes en nuestros ingresos.


Casi toda una vida en la BBC
Con sede en Londres, David Jordan es director de Política Editorial y Estándares de la British Broadcasting Corporation (BBC), desde el año 2007. Egresado de la Universidad de Bristol, Jordan trabajó casi 20 años como productor y editor en diferentes programas de la BBC, antes de encargarse de las normas editoriales de los medios públicos británicos. Eso le permitió tener una experiencia sobre los conflictos y dilemas que se plantean todos los días en la programación de la BBC.

Fuente: Clarín - 12/12/16